EconomíaNoticias destacadasOcioVida sostenible

La PMP seguirá trabajando para proteger los derechos de las personas mayores como consumidores y usuarios de servicios tanto privados como públicos

15 de marzo, Día Mundial de los derechos de las personas consumidoras

En el marco del Día Mundial de los Derechos de las Personas Consumidoras, la Plataforma de Mayores y Pensionistas – PMP recuerda la urgente necesidad de un nuevo marco normativo que proteja adecuadamente los derechos de las personas mayores respecto al acceso a los servicios bancarios, y que conlleve que el servicio de banca física sea considerado un servicio esencial y de carácter universal.

En este sentido, por una parte, recuerda la urgente necesidad de un nuevo marco normativo que proteja adecuadamente los derechos de las personas mayores los derechos de las personas mayores respecto al acceso a los servicios bancarios, y que conlleve que el servicio de banca física sea considerado un servicio esencial y de carácter universal hasta su transición a la banca digital.

Una reivindicación que, además, vio reflejada en la nueva Ley de protección de los consumidores y usuarios frente a situaciones de vulnerabilidad social y económica a través de las disposiciones adicionales añadidas al proyecto de ley debatido y aprobado el pasado mes de febrero en el Congreso de los Diputados, que instan al Gobierno a tomar medidas inmediatas destinadas a paliar la exclusión financiera y a garantizar, por tanto, una atención personalizada en los servicios bancarios a los usuarios más vulnerables, las cuales entrarán en vigor en un plazo, desde entonces, de tres meses.

No obstante, la PMP manifiesta que continuará trabajando y manteniendo reuniones con representantes políticos e instituciones para que todas las medidas tomadas sean evaluadas durante su proceso de implantación, realizando un seguimiento para su real efectividad.

Según reitera la plataforma, se requieren actuaciones concretas reguladas a través de un marco legal, el cual debe obligar a las entidades a mejorar la atención de las personas mayores, al mismo tiempo que contemplar un cuadro de infracciones y de posibles sanciones ante el incumplimiento de lo establecido en la nueva norma.

Por otra parte, la PMP quiere expresar que esta lucha contra la brecha digital que ahora está centrada en los servicios financieros, debe hacerse extensible y tener una réplica también en el resto de empresas privadas y en la Administración Pública, ya que las personas mayores también tienen que acceder a servicios esenciales, tales como el sanitario o el de empresas de telecomunicaciones o energéticas, entre otros.

La Plataforma de Mayores y Pensionistas (PMP) nace como un proceso de confluencia de las Organizaciones, Federaciones y Confederaciones de Mayores y Pensionistas más importante del país, con el objetivo de representar al movimiento asociativo de las personas mayores y facilitar la interlocución con los poderes públicos y otros actores sociales.